Autora: Proyecta 56

Autora: Proyecta 56

Acercar la profesión del diseñador industrial a la sociedad y su gran papel a la hora  de diseñar mobiliario dan lugar a “Diseña tu mobiliario”. Una formación práctica en la que el alumno comprenderá que el auténtico diseño, radica en dar soluciones a las necesidades que plantea la sociedad, y que son ellos los que marcan las pautas para la producción de cada producto. Cuando pensamos en el proceso desde que nace un mueble hasta que lo compramos, pocos lo hacen en el  diseñador industrial y en su intervención para su salida al mercado, un hecho fundamental.

Hoy por hoy, viviendo en una sociedad rodeada de objetos, es difícil que el diseño industrial no se acerque al ciudadano. Todos los objetos que nos rodean han sido diseñados a partir de un proceso, han sido ideados y pensados para solventar una necesidad y son, en definitiva, un PROYECTO COMPLETO desarrollado para los ciudadanos, y en parte, por ellos mismos, al ser éstos los que tienen las respuestas a las preguntas que todos y cada uno de los diseñadores nos planteamos a la hora de desarrollar cualquier producto.

El diseñador Industrial solventa necesidades, aporta soluciones materializadas en objetos, producidas industrialmente y diseñadas a partir de las necesidades de las personas que finalmente interactuarán con él. ¿Cómo solucionan una cuchara, una botella o una bicicleta las necesidades de la sociedad? La respuesta está en el propio objeto. Todos sabemos en qué nos ayudan y que, a día de hoy, son completamente imprescindibles.

Diseña_tu_mobiliario_3“Diseña tu mobiliario”, es un taller dirigido a que el usuario entienda la importancia de la profesión, un taller para lograr que el estudiante de diseño conozca la bondad de su cometido, y que el profesional de cualquier otra disciplina, conozca cómo puede ayudar a un diseñador industrial, puesto que éste, siempre deberá rodearse de un equipo de especialistas.

El grupo, a pesar de ser muy heterogéneo, se organizó para llegar a la conclusión de que lo que hace el diseñador industrial es AYUDAR a la sociedad, desarrollar productos que, de una forma u otra, facilitarán la vida de las personas, comunicarán su manual de uso con el simple contacto visual usuario-objeto, y permanecerán entre nosotros tantos años como nos sean útiles. El diseñador industrial lo que hace, a fin de cuentas, es traducir las preocupaciones del usuario en productos. Explicarle, con el nuevo objeto por qué el anterior le daba problemas, hacerle la vida más sencilla, y con soluciones que, una vez resueltas, resultan tan obvias, que muchos nos planteamos por qué no se habrá hecho antes.

No podíamos empezar directamente diseñando. Éste grupo heterogéneo que nos proporcionó la Térmica, nos confirmó lo que ya creíamos. Muchos no sabían qué era el diseño industrial. Muchos no se habían planteado “de dónde vienen los objetos”. Muchos, desconocían la existencia de esas dos palabras que para otros puede parecer un canto de sirena: DISEÑO INDUSTRIAL.

ACLARANDO CONCEPTOS. DISEÑAR ES SOLUCIONAR
Estamos hablando de que el diseño industrial ayuda a las personas a través del desarrollo de productos, sí. Pero ¿Qué productos? Nos encontrábamos en un taller que se denominaba “Diseña tu mobiliario”. Teníamos un grupo muy heterogéneo, con estudiantes de diseño industrial muy jóvenes, arquitectos, diseñadores de interiores, algún empresario, y algún periodista… La responsabilidad era grande. No podíamos hacer creer que el diseño industrial era diseño de mobiliario, pues aunque el diseño de mobiliario puede ser diseño industrial, el diseño industrial abarca también otras especialidades. Hay que tener cuidado. Un diseñador puede tener a lo largo de su vida una gran cantidad de proyectos de naturaleza muy diferente… pero no somos dioses, sino que somos personas, que día a día, tenemos que organizarnos y complementarnos con diferentes profesionales.

El diseñador industrial es un generalista, no un especialista -André Ricard

Es imposible que un diseñador industrial sepa de tantas cosas. Es imposible que un diseñador industrial desarrolle un buen producto, un buen diseño por sí solo. Necesita ayuda. Necesita organización, y es aquí, donde, desde mi punto de vista, surge lo bonito de la profesión. Teníamos por tanto que hacer ver a los alumnos que la interdisciplinaridad es algo más que necesaria en nuestra profesión. Un diseñador no puede saber de electrónica, de estructuras, de física, de matemáticas… Un diseñador industrial debe codearse de especialistas. De muchos. Y cada proyecto probablemente necesite uno nuevo, si no más. Además, el contacto continuo con los proveedores y las fábricas son algo más que necesario para el correcto desarrollo de cada producto. Un diseñador industrial necesita COMUNICARSE, necesita conocer los diferentes sistemas de fabricación para poder diseñar de forma correcta, para ahorrarle dinero al cliente, y para, por consiguiente, conservar a este cliente y no cometer errores de base que provoquen un producto incorrecto, un mal diseño, o lo que es peor, el fracaso de toda la serie a producir. Pero para ello, el diseñador industrial debe hablar con la fábrica, asesorarse en cada proyecto, y por tanto, aprender. Aprender muchísimo. Una vez introducido el concepto de diseño industrial, ¿por qué no nos comunicamos?

LA COMUNICACIÓN Y EL TRABAJO EN EQUIPO, EL INICIO DEL ÉXITO
Diseña_tu_mobiliario_8Separamos a los alumnos en cuatro grupos interdisciplinares. Los mezclamos aprovechando la diversidad de profesionales que teníamos en el aula, y les planteamos una actividad que a priori nada tenía que ver con el diseño industrial… ¿o sí?
Cada  grupo de 5 individuos tenía 18 minutos para construir una estructura capaz de soportar una nube de caramelo. ¿El material? 20 espaguetis, un metro de cuerda, otro de cinta adhesiva… y lo más importante, con lo que muchos no contaron: la interdisciplinaridad de cada grupo. El conocimiento de todos y cada uno de los integrantes del mismo.

El Diseño Industrial es ante todo comunicación”   – José Manuel Mateo

Esta actividad les sirvió más que para conseguir la torre más alta de la clase, para reir, para conocerse, para “picarse” y para plantearse por qué la profesora nos pone a construir una torre con espaguetis en un taller como este. Al principio las caras eran de ¿por qué? ¿dónde está la cámara oculta? Luego vinieron las risas, y más adelante, cuando prácticamente todas las torres cayeron, la comprensión. Habían tenido lo que en prácticamente ningún trabajo se tiene: un grupo de profesionales muy, pero que muy variado, ¿Qué les falló? No darse cuenta de esto, no organizarse, ni correcta ni incorrectamente, y por tanto, no diseñar la mejor solución, que a fin de cuentas, era lo que se pedía. Los alumnos aprendieron de sus errores, los compartieron y razonaron la relación que esta actividad tenía con el diseño: La capacidad de colaborar con diferentes profesionales para alcanzar la solución más óptima posible a cada problema.

¿UN BUEN DISEÑO? UN DISEÑO “OBVIO”
Diseña_tu_mobiliario_4

Es responsabilidad de nosotros, los diseñadores industriales, tener en cuenta qué debe hacer el usuario con, en este caso, el mobiliario a diseñar, pero también qué no. Evitar transmitir esta idea al futuro comprador de cada producto, sea mobiliario, o cualquier otro objeto. Esto debe comprenderse en el primer contacto con el objeto, a simple vista, y sin necesidad de un manual de instrucciones. Buscamos objetos “Obvios”.

Todo parece imposible hasta que se hace   -Nelson Mandela

 

 

PREMISAS, MATERIALES Y TIEMPO DE EJECUCIÓN
Diseña_tu_mobiliario_1El sofá debía ser modular, y debía ser un sofá adecuado para la Térmica, un edificio donde se realizan diferentes eventos, con diferentes salas y aulas, de grandes dimensiones, antiguo, con tres plantas, ascensor pequeño. El material, se expone a continuación:

-    Láminas de madera DM de 10 mm de espesor y dimensiones 2400x1200mm, Neumáticos usados de diferentes tamaños
–    500 metros de cuerda de sisal
–    Pintura
–    Presupuesto para algunos detalles

Solo disponíamos de tres días para diseñar y construir el sofá. En este proyecto era especialmente importante la ORGANIZACIÓN. Los alumnos los sabían, y nosotros también.

PROCESO DE DISEÑO
Diseña_tu_mobiliario_5El primer paso fue definir el sofá, ayudándonos de varias técnicas de creatividad, empezando por el brainstorming. Para nuestra sorpresa, muchos de los alumnos no conocían esta técnica, lo que pone de manifiesto la escasez de prácticas de este tipo en la Universidad, en las enseñanzas ya no solo de Diseño Industrial, sino de cualquier otra especialidad.

Cada alumno desarrolló su pequeño estudio de mercado, sus bocetos, y por último, defendieron sus mejores propuestas delante de sus compañeros. El profesorado, quiso mantenerse, en todo momento, al margen de las creaciones de los alumnos, guiando, eso sí, a los alumnos, para hacerles tener en cuenta aspectos necesarios con el fin de evitar futuros problemas.

La creatividad simplemente consiste en conectar cosas   – Steve Jobs

Después de exponer las diferentes propuestas, seleccionamos entre todos la mejor combinación a través de la metodología de De Bono, para finalmente, desarrollar los cálculos pertinentes como un equipo de diseño, y decidir el material necesario. Terminamos nuestro segundo día, tan solo quedaban dos para construir la propuesta seleccionada.

PRODUCCIÓN Y PROTOTIPADO
Diseña_tu_mobiliario_6Llegado el momento de construir el producto final debíamos dejar claro que la forma de producir nuestro objeto no era industrial, sino artesanal, pero el hecho de construirlo nos ayudaría a comprender la necesidad de diálogo con la fábrica, para prever los posibles fallos que pueden plantearse durante la fabricación del mismo. Obviamente, no podemos traer la fábrica a la Térmica, ni desarrollar sólo seis módulos industrialmente por cuestiones de coste, pero sí podemos hacer algo más artesanal, que ayude a comprender el concepto de la fabricación en series, más aún, cuando, en definitiva, nuestro producto se constituye de seis módulos iguales. Durante dicha producción artesanal, surgieron problemas, bastantes problemas, pero todos fueron solucionados con presteza por los alumnos, que comprendieron en todo momento que, la fase de fabricación debía ser tenida más en cuenta durante el proceso de diseño.

EVALUACIÓN DE RESULTADOS
Diseña_tu_mobiliario_7El resultado, fue un conjunto modular formado por 6 piezas movibles gracias a la inclusión de cuatro ruedas por módulo, que pueden unirse para formar el logo de la térmica, y a su vez, diferentes formas. Algo muy apropiado para un edificio de grandes dimensiones, donde se desarrollan eventos de naturaleza muy variada diariamente. Además, estos módulos pueden apilarse para ser transportados en el interior del ascensor de la Térmica.

Quizás para terminar, destacar que la acogida de este taller, nos hace lamentar la escasez de este tipo de iniciativas de carácter formativo en la Universidad, un espacio más que apropiado para aprovechar el conocimiento y la motivación del alumnado para el desarrollo de mobiliario, o cualquier otro producto, del que más adelante podrían beneficiarse todos y cada uno de los miembros de la comunidad universitaria.

Aprender sin reflexionar es malgastar la energía   – Confuncio

Diseño industrial, una profesión colaborativa de sentido común
9Nota Final
Puntaje De Lectores: (5 Votos)
9.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.