J.Manuel G.Ruiz. ESTUDIOSAT

J.Manuel G.Ruiz. ESTUDIOSAT

Diseñador industrial por el IED, comienza su carrera en Milán, en el departamento de Diseño Avanzado de Alfa Romeo. Tras tres años en un estudio de diseño en Madrid, en 2004 funda en La Rioja, junto con el ingeniero Diego Barrio, ESTUDIOSAT: diseño e ingeniería de producto, con el objetivo de favorecer la competitividad y la diferenciación de sus clientes, inmersos en un mercado exigente e internacional. Actualmente desarrollan productos que se exportan a Europa, América y Asia. 

Exposición de proyectos para las ferias más importantes del sector: Orgatec Colonia, salón del mueble de Milán, la bienal de diseño Saint Ettienne en París, Salón Interieur en Bélgica, Lisboa Design Show y NUDE Valencia Forward. Es miembros fundador de la Asociación de Diseñadores Industriales de La Rioja y miembro de la Asociación de Diseñadores de Madrid (dimad).

Hace unos meses observaba a Virginia leer una revista mientras tenía en su regazo a mi sobrino Lucas, de poco más de un año. No podía dejar de mirar con asombro cómo el bebé no paraba de hacer un gesto con el dedo índice, de derecha a izquierda, sin tocar el objeto, ¡para pasar página! Ya lo había visto en vídeos de bebés japoneses, pero no me había impresionado tanto.

Estaba frente a un ser incapaz de resolver ninguna función básica por sí mismo, pero ilustrado por los dioses del interfaz digital para “pasar página”. De repente, empecé a sentirme como mis padres, allá por los 80, cuando nos veían realizar fácilmente esa tarea, para ellos imposible, de programar el video.

Hasta no hace mucho, los objetos que nos rodeaban, siglo a siglo, seguían una evolución que considerábamos medianamente lineal y lógica; como ejemplo: piedra-palo con pedernal afilado-espada-arco-catapulta-arcabuz-cañón-bomba-misil….Ahora los conflictos futuribles se presentan como ciber ataques, ¿qué demonios de guerra es esa?

Tiene pinta de que probablemente, por primera vez en la historia, empiezan a desaparecer tipologías o cadenas evolutivas de objetos que consideramos cotidianos, que progresan inevitablemente hacia un ente virtual. Y no deja de ser una paradoja, puesto que no creo que el ser humano, con crisis mundial incluida, haya estado rodeado de una mayor cantidad de objetos y gadgets como en esta última década.

¿Quién diseña el interfaz de los objetos que nos rodean? ¿Existe un gurú allá por Silicon Valley que ha decidido que la forma con la que interactuábamos con los objetos ya no vale?, ¿o es un paso más de nuestra evolución?

estudiosat-telmaEn el año 2002, mientras nos bombardeaban con que el CD y el DVD eran los soportes del futuro, la película Minority report, de Steven Spielberg, cómo no, destapó la liebre. Un humano interactuaba de una manera novedosa. Aquellos gestos tan parodiados frente a un holograma no eran una casualidad, las reglas del juego estaban cambiando delante de nuestras narices. Forma sigue a función, nos machacaban “bauhausicamente” en las escuelas de diseño, lo que no nos decían es qué pasa cuando no existe la forma. De repente esos objetos habían muerto y ningún consumidor se había dado cuenta (salvo los de ahí arriba). En el año 2012 Apple lanza un ordenador sin DVD.

Me pregunto si Spielberg o quien sea, será capaz de convertir una silla en virtual…

Recientemente, José-Manuel Mateo me comentaba que hay un estudio de una universidad nórdica que dice que si viajásemos al próximo siglo no reconoceríamos el 95% de los objetos, me pregunto si será cierto o si nos dará la risa maliciosa como cuando vemos el viejuno Blade runner.

Por otro lado, nos llega información, publicada este año, acerca de que Estados Unidos está volviendo a filmar analógicamente información, para preservarla de la fragilidad virtual ante una tormenta solar; Rusia ha vuelto a la máquina de escribir para prevenir el espionaje informático; los Dj´s vuelven al vinilo…Llegado a este punto, no sé si comprarme un disco online o desempolvar el viejo walkman de casetes o minidisc o CD o DVD. Empiezo a pensar que detrás de los nuev-efímeros interfaces y soportes digitales pueda estar El Corte Inglés…

estudiosat-tijerasMe pregunto si algún superdesigner será capaz de hacer desaparecer de nuestras vidas la rueda, el rollo de papel higiénico, el lápiz, la navaja suiza, el velcro…vamos, esos tótems vanagloriados en las escuelas de diseño e ingeniería.

Es curioso como envejecen unos y otros objetos. Quizás ese 5% que se salven del exterminio en el siglo XXI, sean aquellos que tienen un hueco en nuestros corazoncitos: no puedo imaginarme un futuro donde la música sólo sea creada mediante sintetizadores, sin guitarras, violines o clarinetes (como los que tocaban en la cantina de La guerra de las galaxias) y, si así lo quiso el “futurísimo” George Lucas, quiénes somos los diseñadores para extinguirlos.

¿Podemos ser capaces de olvidar el interfaz de objetos que han formado parte de nuestra existencia? La respuesta, a la vista de cómo se comportan mis sobrinitos, parece un sí. Pero no se tomen este artículo de manera alarmista, sino como la reflexión personal de un diseñador de producto. Yo albergo esperanzas en nuestro futuro profesional cada vez que veo el molesto cable que conecta mi smartphone con mis oídos, cuando veo como Apple y Google se unen para comprar las patentes de la difunta Kodak por 500 millones de dólares o veo vídeos como el del niño que utiliza su tablet para pegar a su hermano**.

“Ojalá supiese cómo va a ser el futuro de los objetos que nos rodean, pero quizás eso sea lo más bonito de mi profesión, el que nadie lo sepa”.

___________________________________

*Interfaz (ref. RAE): Conexión física y funcional entre dos aparatos o sistemas independientes.

 face      logo estudiosat

Las paradojas de los objetos del futuro y su interfaz*
¿Te ha gustado el artículo de José Manuel? ¡Dinos que nota merece!
0Nota Final
Puntaje De Lectores: (4 Votos)
8.8

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.