Nutcreatives

Nutcreatives

Para Nut, el diseño no acaba en el objeto, sino que se expande hacia todo lo que éste implica: los agentes y personas que participan, las relaciones entre ellos y el propio entorno. Nut entiede el Diseño como un Sistema, donde la sostenibilidad, la transparencia ecológica, el componente social y el fomento del desarrollo económico local son los rasgos distintivos que lo definen.

Jon Marín, licenciado en Biología y Msc. en Ecología Industrial, junto con Álex Jimenez, Graduado Superior en Diseño, Ingeniero Técnico en Diseño Industrial y Msc. en Diseño Urbano, conforman un estudio de diseño de producto y ecoinnovación que adopta, de manera integrada, criterios de sostenibilidad y responsabilidad social en todos sus
proyectos y procesos.

La actividad principal de Nut es la de ofrecer servicios de diseño que solventen las necesidades de sus clientes, que pueden ser tanto entidades públicas como empresas privadas. El estudio nos hablará sobre su nueva gama de mobiliario que sacará al mercado proximamente.

Nutcreatives nos mostrará las diferentes estrategias de ecodiseño que cada proyecto puede llevar detrás.

IMG_3410

Del eje metálico salen todas sus partes: patas, asiento y respaldo, que son customizables y montables por el usuario, ofreciendo la calidad, la ergonomía y la belleza indispensable de cualquier buen diseño.

Para nosotros pensar en procesos de diseño es pensar en sistemas. En cualquier proyecto es importante tener una visión sistémica que tenga en cuenta una perspectiva amplia sobre el objeto: quién lo fabrica, con qué materiales, cómo se distribuye, su envase, el propio objeto en sí y sus cualidades intrínsecas, etc. Sólo a partir de este enfoque amplio podemos llegar a conseguir diseñar objetos que generen impactos positivos en el entorno y en la sociedad, que se sumen a las propias cualidades que nos aporte este objeto como tal, y que tampoco debemos descuidar.

En este artículo intentaremos explicar de una forma práctica algunos de los principios que intentamos aplicar habitualmente en el estudio. Para ello pondremos un ejemplo real que ha supuesto alrededor de dos años de trabajo que ejemplifican la complejidad que puede alcanzar un proyecto con estas características.

La familia de mobiliario NOEM surge de detectar que no existe en el mercado ninguna gama completa de muebles para el hábitat que responda a criterios medioambientales. Sí que podemos encontrar piezas aisladas muy interesantes, pero nunca con visión de familia, y no siempre tan bien resueltas a nivel de impactos ambientales como a priori suelen comunicar. Detectamos un nicho de mercado, y pensamos que podíamos ofrecer soluciones que lo ocupasen.

En primer lugar centramos unas líneas de trabajo e investigación alrededor de las que se articularía el proyecto, que fueron:

  •   Materiales certificados. En la medida de las posibilidades que ofrece el mercado utilizaríamos materiales con certificaciones ambientales y/o orígenes conocidos, intentando utilizar los proveedores más cercanos posibles.
  •  Que las distancias entre los centros de producción fuesen reducidas, dando como resultando un producto de proximidad.
  •  Flatpack. Diseñaríamos todos los muebles de la familia de tal manera que se pudiesen transportar en un envase plano, consiguiendo de esta manera una distribución eficiente.
  •  Inversión reducida. La coyuntura actual en nuestro país obliga a que los proyectos requieran inversiones bajas, por lo que evitamos diseñar piezas que necesitasen moldes o matrices para su producción, adaptando el diseño a materiales estándar. De esta manera además conseguiríamos productos que pudiesen ser producidos en series cortas, minimizando las cantidades de productos inmovilizados y haciendo innecesarios grandes stocks.
  •  Información ambiental clara y transparente. Decidimos que haríamos públicos todos los estudios ambientales que acompañasen al proyecto, por un lado para que los clientes tuvieran una mayor capacidad de decisión en el momento de la compra, y por el otro, para reflejar el valor añadido que pensamos que esta familia de productos debía tener.

41A3886A partir de ahí comenzamos a diseñar una silla -la primera pieza de la familia, y junto con el taburete lo úer imposible encontrar a alguien dispuesto a apostar por el proyecto, al menos de forma total, por lo que nos hemos implicado en la edición de la familia llegando a un acuerdo con uno de los proveedores principales. El resultado es que podemos considerar que a partir de ahora el proyecto está editado por la asociación de dos empresas, y nosotros evidentemente somos una de ellas.

Durante este proceso de dos años hemos tenido inconvenientes de todo tipo: dificultad para obtener información ambiental de algunos proveedores -en general no por voluntad de engaño, sino más bien porque todavía hoy en día es difícil establecer la trazabilidad de muchos materiales, y obtener la información era un trabajo extra al que los proveedores no están acostumbrados-, hemos visto como empresas con las que pensábamos colaborar no han resistido la crisis y han bajado la persiana a mitad de proyecto, materiales muy interesantes que nos disparaban el precio de los muebles por encima de lo que marca el mercado, inexistencia en nuestro país de materia prima con las certificaciones que creíamos necesarias, etc. y todos estos inconvenientes a menudo provocaban cambios profundos en el diseño de los muebles.

El resultado busca el equilibrio: conseguir una gama de muebles que responda a criterios ambientales exigentes, producida en su mayor parte en nuestro país en un radio relativamente pequeño, que sea un producto de calidad, funcional y atractivo, y con un precio equivalente al de productos comparables es un ejercicio de equilibrios donde no siempre hemos conseguido alcanzar la matrícula de honor en todos los aspectos.

Sin embargo pensamos que hemos sentado una base firme que con una evolución constante y progresiva sí nos permitirá llegar a la excelencia en muchos de los retos que nos hemos exigido a nosotros mismos. Los proyectos están vivos, y nos obligaremos durante un futuro cercano a mejorar el proyecto, y a comunicar todas estas mejoras a través de información veraz presentada de una forma inteligible.

Hemos creado una gama de cinco piezas distintas que cubren buena parte de las necesidades básicas de amueblamiento que se pueden dar en una vivienda normal, y los muebles se encuentran ahora mismo en la última hornada de prototipos. Estamos terminando de desarrollar una plataforma que permita una venta online ágil e intuitiva, y hemos conseguido proveedores que nos aseguran una calidad y unos materiales adecuados, aunque queremos que sea un proceso de mejora continua. Ahora que nos encontramos en su fase final, vemos que diseño y desarrollo han sido largos y duros, pero pensamos que la experiencia valdrá la pena. ¡A finales de Octubre estad atentos a nuestras redes sociales!

¿Quieres saber más sobre Nut Creatives?

Contácta con Nut vía twitter

La familia Noem
Ayudanos a mejorar. Dinos que te ha parecido este artículo. Desliza la barra inferior para indicarnos la puntuación que crees merece el autor con la redacción de éste artículo.¡Gracias por participar!
9.1Nota Final
Puntaje De Lectores: (2 Votos)
8.8

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.