Autora: Clara Martín

Autora: Clara Martín

Estudiante de diseño industrial en su último año de carrera. Comenzó sus estudios en el año académico 2010-2011. Actualmente en Suecia bajo el programa Erasmus, lo cual le ha ayudado a reflexionar sobre cómo enfocar su salida al mundo laboral. También ha tenido la oportunidad de conocer cómo se imparte esta disciplina en otros países. Interesada en diversos campos del diseño y en todas las disciplinas que se involucran en él ha ido cursando asignaturas diversas con el fin de conseguir conocimientos para decidir hacia qué camino quiere enfocar su carrera profesional.

En este artículo va a exponer su visión sobre lo que ha aprendido de diseño industrial, así como las diferentes elecciones que ha llevado a cabo durante estos 4 años de estudio y el porqué finalmente se ha decantado por ellas. También sobre las diferencias de enseñanza entre los dos países en los que ha estudiado, tanto a los métodos de enseñanza y recursos en la universidad, como a la preparación del alumno para la salida al mundo laboral. A parte de los miedos que siempre asaltan a un estudiante cuando está terminando sus estudios sobre qué hacer, cómo y cuándo.

Cansada de escuchar: “la situación está muy mal”, “pobres, vosotros los jóvenes que no vais a tener trabajo” y todo el ambiente de pena hacia nosotros y nuestro futuro decidí cambiar de aire e ir a estudiar fuera.

Actualmente estoy en Suecia de Erasmus, aunque mi estancia está llegando a su fin. No hay nada mejor, a veces, para valorar las cosas, que distanciarse de ellas por un tiempo. El haber venido aquí me ha ayudado a conocer cómo es esta carrera en los países nórdicos, siempre muy alabados por su nivel de enseñanza.

En cuanto a conocimientos no tenemos nada que envidiarles, los profesores siempre han estado encantados con los trabajos que, tanto mis compañeros como yo les hemos entregado diciendo que son de mayor nivel que los de la mayoría de sus alumnos. Por tanto, las horas de trabajo y la insistencia de los profesores por hacernos trabajar siempre para mejorar todo lo posible ha dado sus frutos, con mucho éxito.

Si hablamos de instalaciones, la cosa cambia. Los talleres y laboratorios que tienen aquí son espectaculares, poseen muchos más medios que a los que yo he tenido acceso en España. Así como disponibilidad de material gratuito para realizar maquetas y un horario de acceso a las instalaciones más amplio. Se posee una tarjeta personal con la que se puede acceder 24h al día a la universidad, si bien no a todas las aulas o talleres, pero sí a muchos de ellos. Considero que ahora valoro más la educación que he recibido que cuando estaba estudiando en España; hablando con alumnos suecos me he dado cuenta de que en bastantes aspectos he recibido mejor preparación.

Exposicion01No obstante, hace falta mucha inversión para conseguir las infraestructuras con las que cuentan en otros países. También puntualizar que no hay una matrícula que abonar, por lo que la educación universitaria está al alcance de todos, todos tienen las mismas oportunidades para demostrar lo que son capaces de hacer.

Ahora el punto crítico: la salida al mundo laboral. Por mejor preparación que pueda parecer que tengamos, es más sencillo encontrar un trabajo en Suecia cuando un alumno sueco termina la carrera que para uno español. Ellos saben que van a encontrar un trabajo, no es algo que les preocupe. Son conscientes de que si presentan el currículum en varias empresas alguna los cogerá en un plazo de tiempo breve. Nosotros no tenemos esa seguridad. He conocido a varias personas aquí, españolas, que después del Erasmus se quedaron trabajando porque se les dió la oportunidad inmediata de incorporarse a una empresa. Muchos de ellos llevan ya varios años y no tienen en mente volver a España. Saben que las condiciones de trabajo que tienen ahora mismo no las podrán encontrar en España.

TallerMadera03Se debería intentar fomentar el trabajo de recién titulados en España, ya que muchos se están yendo buscando una oportunidad, aunque no sea en su campo, simplemente para poder sobrevivir. Se deja marchar a aquellos a quienes se les ha ayudado y a quienes se les han transmitido conocimientos. Por otro lado, también están aquellas personas que no se rinden, y deciden luchar contra todo pronóstico. “¿Es imposible encontrar trabajo en España de diseñador? No.” Fue la respuesta tajante de una amiga, y es que si te mueves y tienes iniciativa, tarde o temprano se encuentra algo. Muchos jóvenes diseñadores, al ver que es muy difícil encontrar un trabajo en una empresa al terminar, comienzan con pequeños encargos para ir consiguiendo un currículum y poco a poco ganarse una estabilidad.

No hay que olvidar nunca que siempre hay gente dispuesta a ayudarnos. Existen múltiples grupos e iniciativas para apoyar y aconsejar al pequeño emprendedor. También diseñadores con amplia experiencia que nos pueden guiar sobre qué hacer nada más terminar la carrera. Ante todo, pedir ayuda cuando se necesita y preguntar, eso es algo que he aprendido recientemente, siempre hay alguien que ayuda sin ningún ánimo de lucro, así como se espera que hagamos nosotros en un futuro.

Por tanto, aunque el ambiente ahora sea pesimista, lo que me ha demostrado la gente es que si se quiere se puede conseguir. Tenemos muchos campos en los que trabajar y con esfuerzo todo se puede conseguir, no hay que desanimarse.

Contácta con Clara vía facebook

¿Qué hacer ahora?
Ayudanos a mejorar. Dinos que te ha parecido este artículo. Desliza la barra inferior para indicarnos la puntuación que crees merece el autor con la redacción de éste artículo. ¡Gracias por participar!
6.6Nota Final
Puntaje De Lectores: (1 Voto)
6.6

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.