Autor: Inventanova

Autor: Inventanova

Inventanova es un estudio de diseño integral desde el que se desarrollan, siempre de una forma creativa, todos aquellos servicios que un negocio necesita para el desarrollo de sus productos y su posterior comercialización. 

Con cuatro pilares básicos: diseño industrial, diseño gráfico y rotulación, diseño web, y marketing online y offline; el estudio está capacitado para acoger proyectos de desarrollo de productos desde su fase inicial de conceptualización, hasta la inserción en el mercado de dichos productos. La empresa también da estos servicios de forma individualizada: diseño de productos, diseño web, diseño gráfico y marketing online y offline, para aquellos clientes que necesiten un producto
puntual.

Fundado por dos jóvenes emprendedoras: María Alonso y Elena Peñalver, toman por bandera la creatividad, la versatilidad y la elegancia como valores fundamentales del estudio.

Inventanova. Bajo el título, “Universidad y empresa. Creciendo juntos”, nos mostrará la viabilidad de este tipo de colaboraciones, así como la importancia que dicha colaboración supuso para el concurso:”ECODISEÑA TU ENTORNO CON BOTELLAS REUTILIZADAS”. Un concurso organizado por Inventanova, y la Escuela Politécnica Superior de Málaga para titulados y estudiantes de cualquiera de las titulaciones impartidas en dicha escuela.

Las colaboraciones entre universidad y empresa, suelen achacarse a las conocidas becas en empresas para realizar prácticas profesionales, tanto a nivel de no titulados, como titulados. No obstante, resultan interesantes, aunque menos conocidas otro tipo de colaboraciones, que, a día de hoy, y debido a la situación económica en la que nos encontramos, pueden suponer una buena forma de crear conocimiento y oportunidades para ambas entidades.

Las posibilidades de colaboración entre universidad y empresa son muchas, pero en cualquiera de los casos, supone un enriquecimiento formativo para alumnos y profesores, a la vez que una motivación personal y futuro profesional para los mismos, y una forma de crecimiento para el profesional y la empresa.

La experiencia de Inventanova con la Universidad fue más que satisfactoria. El II concurso de Inventanova, “Eco diseña tu entorno con Botellas Reutilizadas”, ha supuesto una oportunidad para muchos, que no habría sido posible sin la colaboración del Estudio de Diseño con la Escuela Politécnica Superior de Málaga, y sus patrocinadores; Opportunities’door y el Colegio Oficial de Peritos e Ingenieros Técnicos Industriales de Málaga.

DSC_2246

Este concurso, destinado a titulados y estudiantes, hace que el alumno se involucre y conozca el mundo laboral a través de su profesión. Esto conlleva además una serie de anécdotas y experiencias tanto a nivel universitario como profesional que difícilmente olvidarán. Estas experiencias vinculan a toda la comunidad universitaria con la empresa, y además, sirven de estrategia para difundir el valor del diseño industrial a la sociedad, cada vez más exigente con el mercado.

Tras año y medio de la creación de su departamento de diseño industrial, promovidos por la  escasez de concursos conocidos de este índole en la ciudad de Málaga, Inventanova lanzó este concurso para darle a alumnos y titulados, la oportunidad de disfrutar de un Máster presencial de Catia V5 completamente gratuito, además del bagaje que supone presentarse a este tipo de concursos, pues se observa con frecuencia un desconocimiento del alumnado sobre el mundo laboral real. No suelen conocer los perfiles laborales que se demandan, ni qué destrezas o herramientas se les pide a la hora de optar por un puesto de trabajo. Es por ello por lo que para Inventanova era muy importante que el premio fuera un máster de CATIA, pues es quizás el programa de diseño más demandado por las empresas en la actualidad. Se le daba una oportunidad directa, de esta forma, a los concursantes de insertarse en el mundo laboral, y se cerraba el ciclo universidad-alumno-empresa.

DSC_2287Este concurso consistía en la creación de un prototipo funcional, algo que, ningún alumno de esta escuela había desarrollado antes, pero además, el reto iba más allá, deberían construir un prototipo a base de botellas de plástico reutilizadas. El trabajo que todos los alumnos y titulados de la EPS de Málaga hicieron para este concurso, se materializa en un producto sí, pero consta de un proceso que involucra una serie de etapas, y en definitiva, un proceso de diseño. Los productos eran un resultado final del proceso de conceptualización, desarrollo y construcción, todo ello, en su conjunto, sería diseño industrial.

Para traer al mundo un objeto, son muchos los pasos que deben darse, y todos ellos, deben ser planificados y pensados previamente por un diseñador industrial que, siempre, deberá rodearse de especialistas en diferentes materias, como muchos alumnos hicieron al consultar con profesores de la EPS de Málaga. Todos debieron desarrollar un proceso de investigación. Se fundieron, recortaron, y hasta plancharon botellas de plástico, todo, resultado de un proceso de investigación exhaustivo.

La concienciación a la sociedad y a la empresa de la existencia y tremenda necesidad de nuestra profesión es una de las principales metas de Inventanova, para lograr la divulgación de la profesión del diseñador industrial y así la creación de empleo a través de esta, y el concurso nos permitió hacerlo, pues los resultados de éste estuvieron expuestos un mes en el muelle uno de Málaga, siendo visitado por cada ciudadano que lo desease.

DSC_2303Además, los propios concursantes, junto con los miembros de Inventanova, tuvieron la oportunidad de mostrarle a la sociedad sus productos, así como explicarles qué es el diseño industrial, durante la exposición de los productos presentados en la noche en blanco de Málaga, todo un éxito, que nos hizo ver que, realmente, la sociedad empieza a valorar el diseño industrial y a requerirlo.

En definitiva, el concurso y la colaboración entre empresa y universidad, atrae no solo la atención de la comunidad universitaria, ampliando el conocimiento de los estudiantes y aumentando su motivación personal y profesional, sino que también, acerca a la sociedad y la une con la profesión del diseñador, dándole a conocer que el usuario es realmente la clave del diseñador industrial, y que es a él, y no al mercado ni a la empresa, a quien realmente ha de satisfacer.

Dado el éxito del concurso, Inventanova ya anda preparando su siguiente edición. Las bases aún no se encuentran disponibles. No obstante, adelantamos que el concurso, aún con sus novedades, continuará con su temática tradicional de reutilización de productos para la construcción de un prototipo. En este caso, el producto que deberá ser reutilizado para desarrollar dicho prototipo, será el rollo de cartón, por lo que animamos el inicio de su recolección.

¿Quieres saber más de Inventanova, estudio de Diseño?

Contacta con Inventanova

Universidad y Empresa. Creciendo Juntos
Ayudanos a mejorar. Dinos que te ha parecido este artículo. Desliza la barra inferior para indicarnos la puntuación que crees merece el autor con la redacción de éste artículo. ¡Gracias por participar!
9Nota Final
Puntaje De Lectores: (1 Voto)
9.0

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.